Recientemente, se nos ha pedido a todos que celebremos el compromiso juvenil por “salvar el planeta”, personificado por la “Huelga de la Juventud por el Clima”. Cientos de miles de niños en todo el mundo han participado en diversas formas de huelga en protesta contra el calentamiento del planeta por parte de la humanidad a través de nuestras emisiones de CO2. A muchos se les permitió dejar las clases para “manifestarse”. Esto ha sido muy bien acogido por la clase política. Jeremy Corbyn, Caroline Lucas y Nicola Sturgeon fueron sólo algunos de los principales políticos que apoyaron este “día de acción coordinada”.