Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Amos del Mundo’


 

 

 

 

 

EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR

 

 

 

El último video de Aitor Guisasola, Un Abogado contra la Demagogia, al que dedico este post, nos alerta de lo que nuestra clase política se plantea aprobar, con el nombre de LEY DE EUTANASIA.

Las imágenes que he elegido para acompañar el mensaje de Aitor Guisasola ilustran bien el planteamiento de base que se halla en el corazón de esta ley.

Unas imágenes que pueden ayudar a comprender de manera muy rápida lo que hay detrás de este proyecto de ley, especialmente a quienes todavía no hayan caído en la cuenta de hacia dónde están siendo dirigidas nuestras sociedades (en todo el mundo), con la colaboración estelar de nuestra corrupta e hipnotizada clase política…

 

 

 

(más…)

Read Full Post »


(Hansel y Gretel: cuadro  del pintor, Jorge Villalba)*

Érase una vez un leñador muy pobre que tenía dos hijos: un niño llamado Hansel, y una niña llamada Gretel, y que había contraído nuevas nupcias después de que la madre de los niños falleciera. El leñador quería mucho a sus hijos pero un año una terrible hambruna asoló la región. Casi no tenían ya qué comer y una noche la esposa del leñador le dijo: “No podremos sobrevivir los cuatro otro invierno. Deberemos tomar mañana a los niños y llevarlos a la parte más profunda del bosque cuando salgamos  a trabajar. Les daremos un pedazo de pan a cada uno y luego los dejaremos allí para que ya no encuentren su camino de regreso a casa. El leñador se negó terminantemente porque amaba a sus hijos y sabía que si los dejaba en el bosque morirían de hambre o devorados por las fieras, pero su esposa le dijo: “Tonto, ¿no te das cuenta que si no dejas a los niños en el bosque, entonces los cuatro moriremos de hambre?”- Y tanto insistió, tanto insistió, que finalmente convenció a su marido.

Pero afortunadamente los niños estaban aún despiertos y oyeron todo. Hansel dijo a su hermana: “No te preocupes Gretel, que tengo la solución”. A la mañana siguiente todo ocurrió como habían oído. Los levantaron temprano, le dieron un pedazo de pan a cada uno y emprendieron la marcha hacia el bosque. Lo que el leñador y su mujer no sabían era que durante la noche, Hansel había salido al jardín para llenar sus bolsillos de guijarros blancos, y ahora, mientras caminaban, lenta y sigilosamente fue dejando caer guijarro tras guijarro formando un camino que evitaría que se pierdan dentro del bosque… (más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: